Categorías: Estilo Millennial

Inversión en tiempos de pandemia

La pandemia ha puesto en jaque el mundo de la inversión, sin embargo; Acá te decimos cómo hacer frente a ella y obtener grandes resultados.

Dentro de la sombrilla de la educación financiera hay bloques básicos como el ahorro, la inversión, las deudas, la matemática financiera, el presupuesto e incluso la gestión de emociones entre otras muchas cosas.  Se requiere tener educación financiera para responder infinidad de preguntas que nos surgen en la vida diaria y que tienen o tendrán impacto en nuestro futuro financiero:

¿Porqué no me alcanza el dinero?

¿Invierto o primero pago las deudas?

¿Tomamos el préstamo?

¿Porqué ellos si pueden ahorrar y nosotros no?

¿En cuál de los dos negocios invertimos nuestro capital?

¿Hasta cuándo vamos a trabajar?

¿Nos vamos de viaje?

¿Será que es buena idea cambiar el carro?

¿Y qué vamos a hacer para pagar el colegio de los niños?

El plan financiero para una óptima inversión

Si a este punto ya te has dado cuenta, que debes atacar el problema de raíz, lo importante como siempre es trazarse un plan. Para tener el mejor resultado en tu inversión, debes contemplar una meta alcanzable en un horizonte de tiempo y alrededor de ella establecer compromisos o si se quiere “promesas” sobre los tópicos que se quieren atacar.  Estas han de ser promesas compartidas por todos en la familia: si queremos salir del problema en que estamos, la participación y compromiso de todos es requerido.

La batalla contra las deudas

Mucha gente se mortifica por el hecho de tener que pagar obligaciones previamente contraídas.  Peor es la desesperación si se tiene claro que la deuda adquirida no nos dejó en un mejor escenario y que por el contrario los recursos recibidos fueron empleados en cosas superficiales que no permitieron la creación de nuevo capital.

Debemos recordar que hay deudas buenas y deudas malas.  Una deuda buena es aquella que me proporciona unos recursos que, al ser invertidos, generan un mayor valor que la cuota mensual que hay que pagar; nos referimos a estas deudas como aquellas que “se pagan solas”.  Deuda mala es en cambio la que me deja un flujo de caja negativo mes a mes.  La deuda para comprar el carro es el mejor ejemplo.  Suponiendo que el carro es para transporte de la familia y que no tiene otro uso, el adquirirlo con deuda, es negativo para las finanzas pues quita dinero de mi bolsillo cada mes no solo por la cuota sino también por el mantenimiento, impuestos, seguros, etc.

Si estás en batalla frontal contra las deudas, entonces deja de cargar las tarjetas de crédito, deja de sentirte tentado por el crédito preaprobado que te acabaron de informar y deja de mirar la vitrina del carro que te dice “llévalo ya y comienza a pagarlo en 3 meses”.  La disciplina y autocontrol juegan acá un definitivo papel.

Ingresos activos, pasivos y Libertad Financiera

Si el control de los egresos mensuales de dinero es importante, tal vez lo mas relevante en las finanzas personales sea la captación regular de ingresos; ingresos activos son aquellos que se reciben por el desarrollo de una actividad por ejemplo derivada de nuestra profesión o en resumen por el empleo de nuestro tiempo.  En el ingreso activo, intercambiamos nuestro tiempo por dinero.  No importa si te dedicas a la más noble de las acciones.

El ingreso pasivo en cambio se genera sin que sea necesaria la utilización de mi tiempo para generarlo. Los alquileres, las regalías por las composiciones o libros creados, las ventas en línea de productos digitales o los intereses recibidos por las inversiones hechas son algunos ejemplos.  ¿Qué porcentaje de tus ingresos proviene de ingresos pasivos?

Se alcanza la libertad financiera, cuando los ingresos pasivos recibidos son suficientes para permitirme el estilo de vida que quiero vivir.  No estamos hablando de vida de lujo en hoteles cinco estrellas.  Tiene la misma libertad financiera aquel que tiene un estilo de vida que requiere 3 millones mensuales y que cuenta con ingresos pasivos mensuales mayores a 3 millones, que aquel que tiene un estilo de vida de 100 millones mensuales pero que cuenta con ingresos pasivos superiores a dicho valor.  Ambas personas pueden decir que alcanzaron la “libertad financiera”.

Imagina como sería tu vida si pudieras despojarte de las angustias propias de vivir del mes a mes y que en cambio tengas unos ingresos pasivos que te permitan disfrutar de la vida como te gusta.

Entrar en la acción

Basta de sueños; una mejor inversión es algo alcanzable por todos.  Requiere paciencia, perseverancia y disciplina, tener metas firmes, claras y compartidas por todos en familia.  Entre mas pronto se inicie el control de las finanzas, mejores resultados van a alcanzarse.

Comparte este blog con los tuyos si le has encontrado utilidad.  Incrementemos entre todos nuestra inteligencia financiera que mejores días, sin duda, nos esperan.

Entradas recientes

¿Por qué deberías utilizar tintes rojos?

Una cabellera pelirroja es altamente solicitada por mujeres y hombres que están buscando un cambio…

2 días hace

12 cosas que debes saber de las tinturas de cabello profesionales y el cabello en sí

Utilizar tinturas de cabello profesionales para cambiar tu look siempre es una buena opción. Ya…

2 días hace

¿Cuáles son los tipos de cabello?

Tu cabello merece los mejores cuidados. Conoce los patrones de las hebras de tu cabello…

5 días hace

Tarjetas de crédito en la infancia

Si crees que las tarjetas de crédito y la infancia no son compatibles, no eres…

5 días hace

7 ideas de tinte de cabello de bajo mantenimiento

Desde el ópalo hasta el algodón de azúcar y el atardecer, no hay escasez de…

1 semana hace

¿Cómo comprar de forma ética?

Al comprar algo nuevo, tenemos en cuenta el precio, el valor, el color y otros…

1 semana hace