Juguetes para bebé: consejos de un terapeuta

La oferta de juguetes para bebé es inmensa. Sin embargo, sería bueno aprovechar estos momentos de distracción para además, aportar algo como conocimiento.

En primera, debes saber que la recomendación de juguetes será variable dependiendo de su edad. Es por ello que hicimos una clasificación por grupos de edad, para que sea más fácil elegir un juguete adecuado, de acuerdo con un terapeuta especializado.

Juguetes ideales para bebés según su edad

Para bebés de 0 a 1 año 

– Que estimulen los sentidos: con colores, texturas y sonidos diferentes. 
– Favorecer el movimiento: fáciles de agarrar, estimuladores del gateo.
– Juguetes que estimulen la afectividad: peluches, muñequitos.

En este caso, juguetes de la marca Fisher Price son los ideales, porque además carecen de partes pequeñas que pudieran ser ingeridas por los menores.

Para bebés de 1 a 2 años

– Juguetes que inviten a recorrer el espacio: andadores, corre-pasillos, módulos de goma-espuma.
– Relacionar hechos: de causa-efecto, golpear, lanzar, meter y sacar, apilar y hacer torres, experimentar con el agua y la tierra. 
– Estimular la imitación de acciones simples: animales y muñecos pequeños, títeres, teléfono, coches.

Algunos juegos de mesa pudieran ser buena opción, así como arena kinética o plastilina.

Para niños de 2 a 6 años
– Juguetes para el aire libre: triciclo, pelotas, comba, cubos, palas, tamices… 
– Para construir, encajar y mejorar su habilidad manual. 
– Para imitar escenas familiares y profesionales: muñecos y complementos, cocinita, cacharritos, comercios, enseres de médico, etc.

Los juguetes que faciliten los “juegos de rol” son una buena alternativa. La marca Mi Alegría tiene muchas opciones.

De 6 a 10 años

– Juguetes para el aire libre: patín, bicicleta, juegos de mesa y estrategia simple. 
– Construcciones de diferentes tipos: ladrillos, varillas, tridimensionales, etc. 
– Provocar la experimentación e investigación del medio natural. 
– Para imitar escenas fantásticas: espías, héroes de cómic, cine o televisión, etc.

Como verás, no se incluyó ningún videojuego y no es porque los consideremos malos, sino porque en estos primeros años de vida se debe priorizar el contacto físico con otros niños y la percepción de todos los sentidos.

Joy Stanley

Back to top