ropa veraniega favorecedora
Outfits y ropa de temporada

Cómo hacer que tu ropa veraniega te favorezca

Si las vacaciones te dejaron algunos kilos extra, no te preocupes y deja de lado el miedo a la ropa veraniega. Todo lo contrario.

Puedes alegrarte porque es tu oportunidad para brillar como nunca. La moda de esta temporada se adapta a todos los cuerpos y tipos de belleza, de modo que puedes estar segura que, bien utilizada, te resultará una gran aliada para que por fin puedas lucir tu belleza en todo su potencial.

Ahora, ya no se trata de tapar y disimular. Las nuevas consignas para verte bien son dos: equilibrar y destacar.

Y para lograrlo, el verano, con la luz, las prendas de texturas livianas y frescas, los colores alegres y los estampados, el bronceado suave y muchos otros beneficios del calor, se convierten en aliados óptimos.

Las 9 claves para usar tu ropa veraniega, aunque tengas kilos de más

1-Si tienes un exceso de peso importante, siempre trata de elegir prendas  monocromáticas en colores neutros para estilizar la silueta. Puedes usar estampados, pero evítalos en las zonas de mayor conflicto  visual.

2- Tú sabes cuáles son las zonas a las que no querés  atraer miradas y cuáles son tus puntos fuertes.

Y si no lo sabes, mírate con sinceridad y amor al espejo para descubrirlas o pregúntale a tu pareja o a tu amiga de confianza, sin miedo.

¿Qué es lo que más te gusta de ti misma? ¿Ojos, cabello, manos, escote? Hacia esas zonas deberás apuntar toda tu artillería y destacarla con accesorios, make up y color.

3-En el verano, los vestidos o las maxi faldas son las prendas infaltables en el vestidor y  resultan de gran ayuda para neutralizar el volumen corporal.

4-Toda la ropa que uses tiene que ser del talle adecuado para vos. Los talles más grandes y sueltos te desfavorecen con el odioso efecto carpa y los talles chicos te comprimen y hacen que las partes que no están bien sujetas dentro de la ropa, sobresalgan por otro lado, con un desagradable “efecto chorizo”.

Usa siempre la talla adecuada. Ni más holgada ni super ajustada.

5-Aunque es verdad que visualmente los colores oscuros adelgazan y los claros agrandan, también es cierto que los colores vivos te permiten lucir más radiante y bella.

Por eso, no los descartes y ármate de varios equipos de blusas en los tonos que te favorezcan y leggins de tonos neutros.

6-Elege los escotes bien diseñados como el corazón, el bote o el escote en V. El redondo solo favorece a las mujeres de cuello muy largo y delgado así que es poco probable que resulte indicado para mujeres con kilos extra.

Pero es cuestión de probártelo y ver cómo se adapta a ti y a tu comodidad.

7-Evita prendas con bolsillos abultados, volados en las zonas más voluminosas y accesorios muy pesados, para no agrandar la figura.

8-En cuanto a trajes de baño, mujeres de poco busto elijan corpiños triangulo y con armado que resaltan la zona. Aquellas que tengan mucho busto, por el contrario, elijan corpiños que sostengan muy bien, de buena calidad, con breteles anchos que sujeten y no tengan relleno.

Si todo el problema con tu peso es que tienes pancita, anímate a la tankini, acompañando con una bombacha de tiro alto que  sostenga  bien la parte inferior del abdomen.

Para mujeres con pocos glúteos, busquen todo lo que aporte volumen como los bikinis triangulitos. Para aquellas que tengan mucha cadera, busquen bombachas que tengan algo más de cavado.

9-Dale mucha atención al cuidado de tu piel, uñas, cabello y make up. Son detalles que siempre tienen que estar cuidados para resaltar tu belleza.

Hidrata el cuerpo y el rostro todos los días, usa cremas con un toque de color y protégete con un factor mayor de 50 para el rostro y 30 para el cuerpo, siempre usa máscara de pestañas y brillo labial y listo.

La ropa veraniega será sólo el complemento de tu belleza interna.