Cómo hacer niños más ordenados

Los niños son seres que sin duda necesitan ser educados con cuidado no sólo en la escuela sino también en casa. Y el ser ordenado es una de las virtudes que sin duda les serán de utilidad por toda su vida.

¿Pero cómo hacerlo? Según Marie Kondo, personalidad popular en redes sociales a raíz de su serie en Netflix y sus libros, hay un método que hará que la labor de ordenar su habitación y meter juguetes y ropa en el armario, sea más fácil para todos.

¿Quieres saber cuál es? A lo mejor y hasta algunos tips te funcionan para ordenar tus objetos personales.

Pasos a seguir para que los niños sean más ordenados

Explica a tus hijos qué haces

Empieza por poner el ejemplo. Cuando ellos te vean ordenando, explica qué estás haciendo y los beneficios, además de visualizar el resultado final y compartirlo.

A todos nos gustan los espacios limpios y ordenados, por lo que poco a poco comenzarán a interesarse más ayudar en casa. Porque para hacer de verdad un cambio, debe venir de ellos mismos el deseo de ayudar.

ropa de niños ordenada

Hazlo con el mejor ánimo posible

Esto es complicado porque estamos acostumbrados a hacer este tipo de labores de mala gana. Así que si tú lo haces de esta manera, ¿cómo esperas que tu hijo lo haga con una sonrisa?

Pon un poco de música, utiliza ropa cómoda y enfócate en terminar las tareas de limpieza que hayas programado para ese día.

Conviértelo en un juego

La mejor forma de hacer esto es ofreciendo recompensar cada que terminen un “reto”. Es decir, una labor en específico. Incluso puedes armar un calendario de las labores que le tocan cada día y establecer una recompensa por semana completada.

Estas recompensas no tienen que ser costosas. Puede ser una tarde de videojuegos o su comida favorita el fin de semana. Usa tu creatividad.

Ten un lugar específico para los juguetes y otro para la ropa

Los juguetes regados por toda la casa son la pesadilla. Designa una caja o baúl para ellos y la ropa debe estar en un lugar aparte. Si no tienes clóset, un ropero o un rack serán funcionales.

Separa las chamarras de niño de las chamarras de los adultos, que suelen ser lo más estorboso. En otro lado las camisas. Y es preferible guardar los pantalones y las playeras enrollados.

No se rindan

Habrá días en que los niños estén dispuestos a levantar y limpiar, pero otros en que simplemente no van a querer cooperar y vas a tener que hacer acopio de tu paciencia.

Debe haber un equilibrio entre el descanso y el quehacer. No puedes tener a tus hijos atareados con mantener todo impecable, pero tampoco pueden pasar por alto sus obligaciones.

El sano equilibrio hará que estas labores sean más sencillas. ¿Crees que estos tips son funcionales?

Joy Stanley

Back to top