Captura la selfie perfecta con estos consejos

No mientas. A todos nos gusta tormarnos una selfie, no necesariamente para compartir, pero sí nos gusta tener autoretratos donde nos veamos bien.

Sin embargo, las redes sociales están inundadas de este tipo de fotografías que comparten los momentos de la vida de una persona con sus amigos y seguidores.

Algunas de estas fotos muestran a las personas con su mejor pose, y el resto nos preguntamos “¿cómo le hacen para que les salga tan bien con una mano y a corta distancia?”

Hemos hecho pruebas, preguntado e investigado para descubrir los trucos que lograrán la selfie perfecta, que incluso parecerá una fotografía profesional para un lookbook.

Pequeños trucos para tomarse la selfie perfecta

Cuida la iluminación. Evita colocarte directamente bajo la luz, posa frente y de frente a una fuente de luz tenue y natural siempre que puedas; no caigas en abuso del flash, evita tomar selfies en el exterior cuando la luz del sol es muy intensa y no dejes que la luz quede a tu espalda.

Enmarca la foto. Trata de que todo tu rostro salga en la toma. Puedes enmarcarlo con tu cabello o el escenario.

Cuidado con el pulgar. O la funda de tu teléfono, no los dejes robarse la toma.

Es mejor una sonrisa natural. Natural siempre es mejor; piensa en algo divertido cuando mires a la cámara y sonríe.

Escoge un buen lugar. Escoge un fondo que la gente pueda disfrutar y evita los espejos, cuida tener respeto por el lugar que visitas.

Concéntrate en una sola facción. Especialmente si es la que más te gusta de ti y agrégale un buen fondo.

Ayúdate de la utilería. Trata de sostener algún objeto (además de tu teléfono) en la foto, esto relajará tu postura y te dará personalidad en la toma.

Limpia. Si posas en tu cuarto o algún otro lugar de tu casa y tu estancia está desordenada, la gente solo se enfocará en el desorden. Trata de arreglar un poco antes de tomar la foto o escoge un nuevo lugar.

Relájate. Respira. Si sale mal, sólo tú la verás y podrás borrarla antes de que alguien más lo haga.

Desde arriba es mejor. Casi siempre. Las mejores fotos suelen suceder desde un ángulo poquito arriba de tus ojos, pues esto alargará tus facciones.

Trata de escoger un fondo blanco. De esta forma tu piel no se verá amarilla o rosa.

Pose hollywoodense

La pose hollywoodense. Es mejor agregarle dimensión a la toma como los famosos de esta industria norteamericana y hacer lo siguiente: coloca tu mano en tu cadera, dirige tu cuerpo un poco hacia el lado contrario de la cámara y tu cabeza hacia la cámara. Te verás más estilizado.

Alarga tu cuello. Trata de levantar tu rostro hacia adelante y alargar tu cuello; te sentirás raro, pero funcionará a tu favor y tu selfie saldrá increíble.

Mira a la cámara. A menos que esa sea tu intención, concéntrate en el pequeño orificio de tu ipod o Smartphone en donde se encuentra la lente y toma la foto.

Joy Stanley

Back to top