Andaderas para bebé ¡elige la correcta!

Recientemente ha existido en internet una polémica respecto a si las andaderas son buenas o malas para el desarrollo psicomotor de tu bebé.

La realidad es que no hay productos ni buenos ni malos, sino que muchas veces no les damos el uso correcto. O no elegimos bien y terminamos eligiendo una andadera por barata y no por su calidad.

Aunque también es cierto que no es necesario desembolsar miles de pesos por un buen producto. Por ello, te decimos en qué te deberías fijar cuando quieres adquirir uno de estos artículos.

Lo que deberían tener las andaderas

-Como cualquier juguete para bebé, debería estar avalado por una marca de renombre, que garantiza haber pasado las pruebas de calidad pertinentes.

-El asiento se tiene que poder regular en altura para que los pies del bebé lleguen perfectamente al suelo y no ande de puntillas. Recuerda que la finalidad de una andadera es ayudarlo a caminar, no lo debe de elevar del suelo o va a ser más difícil para él caminar correctamente

-La anchura ha de ser adecuada para circular por puertas y pasillos sin chocar con los marcos o paredes. También es recomendable que se pueda plegar. Checa antes de comprar las medidas de tus pasillos, para que el bebé pase sin problema.

-Si tienes escaleras o desniveles en tu vivienda, elige un modelo que incluya bloqueo automático ante los escalones, para prevenir caídas. Aunque también es importante que los padres siempre estén al pendiente de los niños.

Finalmente, ten en cuenta que con un andador o correpasillo, tu pequeño podrá llegar a sitios y alturas que antes quedaban fuera de su alcance.

Recuerda que las andaderas son un auxiliar para que el niño camine y comience a explorar su entorno más por su cuenta, más no es una niñera.

El desarrollo correcto de las habilidades de tu hijo depende en buena medida de tu apoyo.

Joy Stanley

Back to top