5 consejos para ahorrar dinero para los millennials

Como la mayoría de los hábitos, aprender a ser experto en dinero es más beneficioso cuando comienzas joven. No necesitas ser un experto en finanzas, simplemente debes ser más consciente de tu dinero es una excelente forma para comenzar. Aquí hay cinco maneras fáciles de comenzar a ahorrar dinero que tu futuro yo te agradecerá.

Mantén los hábitos de dinero de estudiantes

Si hay algo que los estudiantes hacen bien, es una vida económica. Cuando obtienes tu primer trabajo a tiempo completo y comienzas a ganar un salario semi-decente, puede ser fácil comenzar a vivir más allá de tus posibilidades.

El hecho de que ganes más no significa que debas gastar más. Si lo haces, básicamente estás cancelando ese ingreso adicional.

Al mantener esa mentalidad frugal en tu vida laboral, tienes la garantía de ahorrar dinero. Esto no significa vivir de de sopa maruchan los siete días de las semana, pero en lugar de mudarte a ese elegante apartamento de 2 dormitorios, quédete en uno más modesto.

En lugar de comprar ropa demasiado cara, sigue comprando en tiendas más económicas. En lugar de tomar Uber donde quiera que vayas, sigue tomando el autobús. En, todas estas habilidades financieras de jóvenes te ayudarán a tener unas finanzas más saludables.

Chica joven con libros y alcancia

Aprende a decir no

Eventos sociales, viajes de fin de semana y cócteles a mitad de semana. A los millennials nos puede resultar difícil rechazar una invitación y, a menudo, nos sentimos obligados a decir que sí, pero esto solo perjudicará tus ahorros. Cuanto antes aprenda a decir que no (de forma cortés, por supuesto), antes verás el beneficio financiero.

No me malinterpretes, no digo que debas convertirte en un ermitaño que nunca sale de casa. Todavía puedes disfrutar de tus amigos. Simplemente elige tus salidas sociales sabiamente.

Si realmente quieres ir, entonces ve, pero si solo vas porque sientes que deberías hacerlo, no te lo pierdas. Y si todavía te cuesta decir que no, considera ofrecer alternativas que te permitan ahorrar dinero. 

No sigas estereotipos

Te sugerimos en primera instancia que seas mesurado con tus gastos, sobre todo cuando se trata de hacer gastos para ropa o accesorios.

Sabemos que a lo largo de la preparatoria y la universidad, nuestros compañeros nos juzgan a menudo sobre qué tipo de teléfono tenemos o si nuestro bolso es una etiqueta de diseñador. Pero para toda la vida después de la universidad, a mucha gente no le importa, y a ti tampoco debería importarte.

Este no es solo el caso de la ropa y la tecnología, sino también los artículos cotidianos. Por ejemplo, artículos para comer son mucho más baratos que las alternativas que ofrecen algunas cadenas de alimentos. Comenzar con cosas sencillas como ésta, te permitirán ahorrar dinero y tener unas finanzas más saludables.

Controla tus gastos durante un mes

Durante un mes, usa tu aplicación de banca móvil para realizar un seguimiento de tus gastos y anota cada peso que gastas y en qué lo gastas.

Después del mes, leer tu lista resaltará dónde estás gastando innecesariamente y dónde tienes la capacidad de ahorrar. ¿Gastaste $800 en comidas de restaurante y comida para llevar cuando pensaste que era más como $400? ¿Estás gastando más en viajes a Uber de lo que inicialmente pensaste?

Ser consciente de dónde gastas imprudentemente hará que sea mucho más fácil evitar esos gastos en el futuro.

Alcancía de ahorro en celular

Usa tu tarjeta de crébito de forma inteligente

Si ya investigaste y decidiste solicitar tarjeta de credito entonces úsala sabiamente para evitar deudas en un futuro que perjudiquen tu estabilidad financiera y emocional

Sabemos que la tecnología de pago sin contacto puede ser una bendición y una maldición. Hace que sea más fácil que nunca pagar las cosas mientras viajas con un simple toque de tu tarjeta, pero también puede hacer que sea más difícil darse cuenta de cuánto estás gastando.

Trata de evitar llevar tu tarjeta de débito o tarjeta de crédito a eventos sociales. Puede decirse que es para emergencias, pero seamos sinceros, generalmente terminas utilizado para algunas rondas adicionales en la barra que no necesita.

En su lugar, trae la cantidad de efectivo que deseas gastar y úsela sabiamente. Tu saldo bancario te lo agradecerá al día siguiente. ¡Y sin duda te permitirás ahorrar dinero! 

Al enseñarse a ti mismo a ser más consciente de tus finanzas ahora, pronto se convertirá en una segunda naturaleza y cosecharás los beneficios más adelante.

Ahorrar dinero no es una tarea difícil siempre y cuando tengas las bases necesarios sobre educación financiera, es decir, mientras conozcas conceptos básicos sobre finanzas y su importancia, esto te preparara para una crisis.

Joy Stanley

Back to top